Relaciones entre Estilística de Dámaso Alonso y Semiótica Literaria

Relaciones entre Estilística de Dámaso Alonso y Semiótica Literaria

Víctor M. Fernández

En primer lugar, creo conveniente matizar que existen diferencias entre la teoría literaria del Dámaso Alonso de La lengua poética de Góngora (1935) y el que en 1950 publica la obra clave de la Estilística Poesía Española. Así, mientras en la primera obra Dámaso Alonso apuesta por el descriptivismo, mostrándose como un purista saussuriano, en Poesía Española, a la que pertenece el texto que estamos trabajando, se basa en la fenomenología de Husserl y reformula la teoría saussuriana del signo. Aunque el poeta y teórico español reconoce el avance que para la Lingüística supone ésta teoría, sin embargo, piensa que no permite abarcar la complejidad y la vitalidad de la expresión cotidiana y la expresión poética.

La Estilística de Dámaso Alonso y la semiótica literaria se encuentran en un mismo ámbito de investigación: la atención que ambas teorías literarias prestan al signo.

Aunque, como se ha dicho antes, Dámaso revisa el fundamento saussuriano que permite concebir el “significante” como simple portador de conceptos. A su juicio, es una idea tan aséptica como pobre y plana de la tridimensional realidad idiomática, porque lo significantes no transmiten conceptos, sino delicados “complejos funcionales”. Un significante (su imagen acústica) emana en el hablante una carga psíquica compleja, formada generalmente por un concepto (en algunos casos por varios conceptos; en determinadas condiciones por ninguno) así como por toda una serie de sensibilidades que forman el entramado psíquico del oyente y a través de las cuales éste percibe la carga contenida en el significante. Significado es para Dámaso esa carga compleja.

Además, como él mismo afirma en Poesía Española para Saussure “el signo, es decir, la vinculación entre significante y significado, es siempre arbitraria. Pues bien: para nosotros, en poesía, hay siempre una relación motivada entre significante significado. Este es precisamente nuestro axioma inicial” porque, como dirá más adelante “comprendemos en seguida que al pasar del lenguaje corriente al poético, el campo de las relaciones motivadas, es decir, no puramente convencionales, entre significante y significado, se amplía enormemente.”

No obstante, en esa revisión de los postulados del lingüista suizo, se produce un giro en su teoría del signo que nos permite relacionarla con la desarrollada por la semiología literaria. Para Dámaso no pueden identificarse “significante” y “palabra”: “por el contrario, si buscáramos la unidad natural del significante, que sería a la par, claro está, la del significado, la hallaríamos en la frase, unidad idiomática que contiene un sentido completo.” Sin embargo sostiene más adelante que un significante puede ser desde un acento rítmico hasta un poema entero. Como puede observarse ésta también es la base de la semiótica literaria, como por ejemplo la semiótica textual lotmaniana: para ambas todo el texto es signo. En base a esta similitud surgen otros vínculos entre ambas teorías.

Para Lotman la principal y casi única característica del lenguaje literario consiste en que sus mensajes son transmitidos por toda la estructura artística, por cada uno de los elementos que forman parte del texto. El texto es un conjunto de elementos estructurados y jerarquizados que posee su propia significación. Los significados no son transmitidos únicamente por las palabras, sino por todos sus elementos, incluidos los formales. De este modo, el texto artístico sería un significado de compleja estructura

Del mismo modo procede Dámaso Alonso en su análisis de la Égloga de Garcilaso. Él también concibe el texto artístico como una estructura compleja, como “sistema nervioso”, “complejidad de complejidades, fantástica red de interrelaciones, de elementos pertenecientes a muy distintos órdenes, que se vinculan entre sí en todas las direcciones posibles.

Ambas teorías manejan el texto y el lenguaje literarios como –en términos de Greimas- correlación entre el plano de la expresión y el plano del contenido”, “semantización de los rasgos formales” según Lotman.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *